El cerebro es un gran muro de Facebook

IMG_5356_picmonkey_blog

Hace poco edité y compartí con mis amigos un video resumiendo el 2014. El vídeo quedó chulo y desde entonces me dicen “¡vaya año que te has pegao!“.

No lo niego, 2014 fue un año bueno. Pero también fue un año con sus crisis, desengaños, frustraciones y soledad. Por supuesto, eso no es material para compartir a troche y moche.

Es curioso cómo el cerebro está diseñado para quedarse con lo bueno y olvidar lo malo. Supongo que es un mecanismo de defensa evolutivo, y es bueno que sea así.

El cerebro es un gran muro de Facebook.

Se critica que la gente muestra en Facebook sólo lo mejor. Esa foto de pies en la playa, esa puesta de sol, ese viaje, boda o juerga con los amigos… Critican diciendo que eso no es real, que sólo se hace para aparentar ante los demás y mostrar una realidad falsa. Pero…¡sí que es real! Esa persona está ahí, está viviendo eso y está disfrutando.

¿Deberíamos llenar nuestros muros de Facebook con frases tristes? “No tengo nada en la nevera”, “Hace frío”, “No tengo perro que me ladre”, “Se me ha caído la tostada por el lado de la mantequilla…ya nada tiene sentido.”

Cada uno que haga lo que quiera, pero nadie quiere leer eso y tampoco es sano mentalmente. A nadie, insisto, a nadie le gusta estar cerca de quien transmite negatividad. Ni siquiera a los negativos les gusta estar cerca de negativos, que manda huevos…

Poner lo mejor que nos sucede, es un gran ejercicio mental. Si estás en una mala racha, echa un vistazo atrás en tu muro y verás un montón de cosas buenas que te han pasado.

Ya puestos, os animo a que posteéis más cosas vuestras, y menos de otros, puñeta. Quiero ver menos artículos de política… y más fotos de vuestros horrendos pies en la playa, vuestros gintonics en la terraza o vuestros niños jugando en el parque… Porque entonces sabré que lo estáis pasando bien.

En resumen, quédate con lo bueno, y olvida lo malo. Y compártelo…¡qué coño! :-)

.

Como siempre un temazo para terminar. No me puede gustar más este videoclip. Homenaje a la MÚSICA en mayúsculas.

Anuncios

¿Cualquier cosa es posible?

Os presento a Valentí Sanjuan, un tío que es el buen rollo con patas. Y además literal… porque no para de correr.

Pero no sólo corre, mientras corre se dedica a hacer videos (me recuerda a alguien) donde explica su filosofía de vida, da consejos, y dice lo que se le pasa por la cabeza.

Os recomiendo sus dos canales de Youtube (Valentí Sanjuan y ValentiEstaLoco), publica muy a menudo y es francamente ameno.

¡Viéndole dan ganas de salir a correr!

El vídeo de abajo es toda una declaración de intenciones (bueno… ese es otro vídeo…). No os lo perdáis.

Y como temazo… pues este One Day Reckoning Song de Asaf Avidan & The Mojos, que conocí gracias al mismo Valentí Sanjuan. :-)

Otro vídeo de Valentí con el temazo.

 

 

 

El Sentido de la Vida. Tú decides

¿Para qué vivimos?

Vaya pedazo pregunta, ¿eh? Estas tres palabras pueden poner patas arriba toda nuestra vida. ¿Para qué vives tú?

Recuerdo que en el colegio, cuando todavía se estudiaba filosofía, me enseñaron que el fin último del hombre es ser feliz. Ya antes os he introducido el concepto moderno de Felicidad Sintética. Pero ahora vamos a buscar el sentido de la vida. 

Qué mejor para explicarlo, que Viktor Frankl, autor de El Hombre en Busca de Sentido. Libro de lectura indispensable… indispensable para todo el mundo. Así…tal cual.

Viktor Frankl fue un médico y psiquiatra que sobrevivió a cuatro campos de concentración nazi, entre ellos Auschwitz. Al salir desarrolló una nueva rama de la psiquiatría, la Logoterapia, que busca el Sentido de la existencia.

En su calvario, observó que aquellos que tenían un propósito por el que vivir, sobrevivían por difíciles que fueran las circunstancias. Experimentó que el hombre aun despojado de todo, hasta su dignidad, puede aún decidir su actitud con la realidad.

La clave es que el hombre tiene LIBERTAD para DECIDIR su ACTITUD ante la realidad, por dura que sea. Esa libertad, es la que le da sentido y propósito a la vida. 

Es importante no obstante, encontrar nuestro propósito. Para ello hay que trascender y salir de la existencia de uno mismo. La salvación del hombre, sostiene Frankl, está en el amor y a través del amor.

Frankl solía decir, “quien tiene un porqué para vivir, encontrará casi siempre el cómo”.

Resumiendo:

Tienes la libertad para decidir tu actitud ante la realidad, y así alcanzar tu propósito y dar sentido a tu vida.

Os dejo unas joyas de vídeos. El propio Viktor Frankl explicando la búsqueda del Sentido.

[NOTA IMPORTANTE: Algunos me han comentado algún post sin ver los vídeos enlazados. Ojo! Los videos que os enlazo son FUNDAMENTALES (las canciones no, son temazos simplemente), pero los videos son realmente útiles.]

Emocionante la pasión con la que habla en el primer vídeo.

Este con subtítulos en español

Y como temazo… What’s this life for, de Creed.

Sistemas, individuos, monos y escaleras

monosOs voy a contar una historia que por desgracia cuento con demasiada frecuencia.

En un experimento metieron en una sala a 5 monos. En medio de la sala pusieron una escalera, y colgando encima de la escalera unos plátanos. Tan sólo con subir por la escalera podrían coger la fruta.

Sin embargo, cada vez que cualquier mono subía por la escalera, automáticamente todos recibían una ducha de agua helada. Tras varios intentos acabando mojados y congelados, estos cinco monos dejaron de intentar subir por la escalera quedándose tranquilamente sentados, en vez de ir a por su objetivo.

Se decidió sacar un mono de esos cinco, por uno nuevo que no sabía de qué iba el percal. Lógicamente al ver la fruta se disponía a subir la escalera, pero antes todos los demás le zurraban para evitar la ducha helada. El novato sin entender nada lo intentaba varias veces con sus respectivas palizas, hasta que deducía que, o ahí pasaba algo… o no lo entendía, pero para no llevarse más palos, mejor dejar de intentarlo.

Sucesivamente fueron reemplazando monos que habían recibido duchas heladas, por nuevos pardillos. Los monos nuevos siempre intentaban subir la escalera, y los monos ya “amaestrados” por los anteriores les enseñaban a base de bien a no perseguir ese objetivo.

El resultado final era una sala llena de monos que nunca habían recibido una ducha helada, que no perseguían el objetivo a su alcance… y además no sabían por qué.

Real como la vida misma.

Métro, boulot, dodo

Metro Boulot Dodo

La semana pasada estuve en Paris dándome un garbeo y visitando viejos amigos. Un planazo. Paris es una ciudad fantástica, qué os voy a contar… pero es fantástica… ¿para todo el mundo?

El parisino tiene una expresión propia para definir la vida en su ciudad.

“Métro, boulot, dodo”

Traducido del argot, significa “Metro, curro, cama”. Esta expresión es una crítica a la monotonía y la repetición cotidiana. Mientras unos admiran la torre Eiffel, o los Campos Elíseos, la gran parte de la ciudad va al metro, curra, vuelve al metro, y a dormir.

Esta rutina es el día a día de millones de white collars en todo el mundo. Millones de existencias, relativamente acomodadas, con sus sueños y esperanzas. Con proyectos que alcanzar y realidades que convivir.

Como decía John Lennon, “la vida es lo que te ocurre, mientras haces otros planes“.

La vida es un complicado equilibrio entre ser feliz con la realidad que te ha tocado vivir, y superar tus límites y alcanzar nuevas metas.

Os dejo un vídeo motivador narrado por el filósofo británico Alan Watts.

¿Qué harías si el dinero no importase?

Por cierto, el tema de fondo es Divenire, del gran Ludovico Einaudi. No os perdáis su discografía.

Wear sunscreen

keep-calm-and-wear-sunscreen-3Este no es un post original, en realidad es tan sólo un “forward“, pero igualmente no os lo podéis perder. Es como dicen en TED, “ideas worth spreading“.

Si no conoces el Manual de Un Buen Vividor… estás tardando en leerte TODOS sus posts. Cuidado que engancha.

En su último post, “Y póngase crema solar, donde da 50 consejos para pasar un buen verano, enlaza el famoso “Wear Sunscreen“, de visionado obligatorio.

El 1 de junio de 1997, Mary Schmich, publicó en el Chicago Tribune el artículo Advice, like youth, probably just wasted on the young. Tuvo tanto éxito este texto, que en 1999, el director de El Gran Gatsby, Baz Luhrmann, lo plasmó en un videoclip que en los años siguientes llegó a lo alto de las listas de éxitos.

El artículo tiene hasta su propia entrada en wikipedia. Eso sí que es dejar huella con tan sólo una columna de opinión. Alucinante. Por cierto que Schmich ganó el año pasado el premio Pulitzer.

Inspirador y lleno de frases para recordar, no tiene desperdicio.

Para guardar en favoritos y volverlo a ver cada cierto tiempo.

Y aunque ya se acaba el verano, recordad… wear sunscreen.

Generaciones etiquetadas 101

Al hilo del post del otro día, os dejo un vídeo apasionante que repasa las “generaciones etiquetadas“.

La idea que os quería dejar en el post anterior, es la enorme capacidad de elección de nuestra generación, para bien y para mal. Pero sobre todo, la posibilidad de ser felices, sea cual sea nuestra circunstancia. Synthetic Happiness.

El video que os enlazo lo ha realizado la agencia brasileña Box1824. La calidad del montaje, música, y guión es fantástica. Aún siendo un video largo para lo que es internet, el montaje y la narración enganchan al espectador, informando y motivandole al mismo tiempo.

Todo un ejemplo de comunicación.

What are you doing right now? Is it something that you really love? 

El vídeo es una campaña divulgativa, sin ánimo de lucro ni propósito comercial. Bravo.

Temazos por doquier, en los créditos finales podéis ver la lista de canciones utilizadas.